Historia del Azúcar




Orígenes:

Se sabe que la caña es originaria de Nueva Guinea, de allí se expandió a la India y el Cercano Oriente. Según el Calendario de Córdoba del año 861, en esa época ya era cultivada en la Península Ibérica, los españoles traen la caña a América en el segundo viaje de Colón sin resultados positivos, luego en 1501 se trae desde la islas Canarias, con las cuales comienzan los cultivos en República Dominicana, Puerto Rico y en Tuxtla, México donde se instaló el primer trapiche, desde Tuxtla se extendió a toda América.

 

Productividad:

En Bolivia, la evolución en el cultivo de la caña desde los tiempos de la colonia, ha sido tan importante, como la evolución en la extracción del azúcar. Por esos tiempos, en Santa Cruz se plantaba un pedazo de caña llamado “estaca” o “tolete”, medio inclinado, en un hoyo que hacía el sembrador con un punzón de palo duro, que los chiquitanos denominaban “eré” Actualmente, es sembrada en surcos donde es colocada horizontalmente, en pedazos que comúnmente contienen tres yemas. En sus comienzos, la productividad en el campo era muy baja, debido a que los sembrados se hacía en “campos abiertos”, hasta que llegó un momento en el que se modificó totalmente esta costumbre, tal como señala en el año 1794 el entonces Gobernador de Santa Cruz don Francisco de Viedma: “De pocos años a esta parte se ha experimentado que los terrenos más fértiles y ventajosos para las plantas de caña, son donde se cría el monte o bosque más espeso”...”Este descubrimiento se debe a unos morenos que desertaron de los dominios de los portugueses”....”en términos de cosecha de azúcar excede en más de tres partes a la de los anteriores” Actualmente el cultivo se tiene zonificado distribuido en 12 zonas geográficas con un total de 89 853 ha de caña, con un rendimiento cultural promedio de aproximadamente 50 t/ha. Las zonas potenciales de Guabirá son la 4, 7 y 9

 

Variedades:

Respecto a las variedades de caña, se tiene información que las primitivas eran: la caña “Blanca” muy blanda y de cáscara delgada; la “Listada Blanca” también blanda. La “Listada Morada”, la “Cayana” y la “Morada Vidriosa”. Prácticamente todas estas variedades han sido reemplazadas por variedades más comerciales y más resistentes al ataque de plagas y enfermedades, con excepción de la listada morada, que aún se la encuentra en cultivos domésticos, muy apreciada por su blandura. La introducción de nuevas variedades comerciales, la inició el año 1930 la casa Zeller de Mozer y Cia con cañas provenientes de la isla de Java (las POJ), la más importante de éstas fue la POJ 2878 muy conocida como “Java Oro” por su hermoso color amarillo brillante, hasta 1970 todavía llegaban a Guabirá algunas camionadas de esta caña. En este lapso, ingresó caña de procedencia hindú como las Coimbatore (Co), de éstas, la Co 421 fue la más importante hasta aproximadamente el año 1983 con el 60 % de la superficie cultivada según las primeras estadísticas levantadas, a la fecha aún se encuentran algunos cultivos aislados de esta variedad, que fue rápidamente reemplazada por ser vulnerable a la enfermedad bacterial llamada “Raquitismo de soca”. Dentro de las especies ingresadas de Brasil, la más difundida era la Campo Brasil “blanca” CB-3822 que le seguía en importancia a la Co 421; ambas utilizadas como testigos o parangones para experimentar nuevas variedades Después de un proceso selectivo tamizando muchas variedades, la Norte Argentino NA-5626 fue la que comenzó a tomar el lugar de la Co421, sin duda la variedad que mejor se adaptó a las condiciones climáticas y de suelo de nuestra región, erecta, muy resistente a los vientos, enfermedades y plagas, con la ventaja de que se despoja espontáneamente de las hojas secas, lo que facilita su cosecha. Según estadísticas del año 1988, la variedad NA-5626 ya ocupaba el 1er lugar con el 54 % de la superficie plantada con 18 mil ha más que la Co421, actualmente ocupa el 76 % de la superficie cultivada. Por convenio firmado en 1975 con PLANALSUCAR de Brasil, de su programa de mejoramiento genético enviaron “semillas sexuales” de caña de azúcar, para que en Bolivia sean germinadas, seleccionadas e identificadas con la sigla “RB” de PLANALSUCAR, después de años de selección hemos obtenido variedades RBB “República Brasil Bolivia”, de todas las RBB, la más importante resultó ser la RBB-7726 preferida por su baja fibra y buen contenido de sacarosa, cuya expansión llegó en 1996 al 6 %, para ocupar actualmente aproximadamente el 20 % del total de ha cultivadas con caña. También se recibieron de E.E.U.U. de N.A. este tipo de semillas, las que después de un proceso selectivo están siendo propagadas con la sigla UCG (Unión Cañeros Guabirá). La variedad Campo Brasil (CB 3822) junto con la Barbados (B 37161) sobrevive desde hace varios años. Recientemente ingresaron otras sub-variedades de Tucumán (Tuc) y de Sâo Paulo (SP), con cultivos aislados, que entre todas (viejas + nuevas) cubren alrededor del 4 % de la superficie cultivada.

 

Cosecha y Transporte:

Debemos considerar tres tipos de cosecha: la cosecha “cien por cien manual” de caña entera, cuyo corte, pelado y despunte es hecho con machete, luego el apilado y carguío manual al medio de transporte; la cosecha “semi-mecánica” o sea corte y otros en forma manual y el carguío mecánico, ambas tipos de cosecha llegan al Ingenio en camiones o chatas. En los últimos años, aproximadamente el 20 % de la caña ingresada a Guabirá, es de cosecha “cien por cien mecánica”, con máquinas de cosecha integral que cuentan con mecanismos de corte, despunte, troceado y un sistema neumático de auto-limpieza en seco. El equipo hace todas esas operaciones y va cargando simultáneamente en las denominadas “cajas”, en las que llega la caña al Ingenio, tiradas por tractores y hasta por camiones, las que cuentan con un mecanismo que permite, que la caña troceada sea fácilmente descargada directamente en la mesa alimentadora.